Bitcoin es la primera tecnología que permite tener y transferir dinero por internet, sin la necesidad de depender de un intermediario, como un banco, empresa de remesas u otra institución financiera tradicional. Sólo es necesario haber comprado bitcoins en un mercado como Buda.com, y tener acceso a internet.

Por fin existe una tecnología que ofrece dinero electrónico de la misma manera en que tengo dinero efectivo: en mi poder. Y bajo mis condiciones.

Esto es posible gracias a la naturaleza descentralizada del Bitcoin, lo que se traduce en que ningún gobierno, empresa, ni persona puede tomar decisiones arbitrarias sobre la red. Nadie puede, por ejemplo, aumentar indiscriminadamente la cantidad de bitcoins en circulación, congelar una cuenta, o peor aún, aislar financieramente a un país entero por razones políticas, afectando a millones de personas inocentes.

Una de las implicancias de esto es que las empresas que hoy existen se deben poner a la altura de las nuevas tendencias y exigencias del mercado, al mismo tiempo que  nacen las nuevas empresas tecnológicas-financieras del futuro. Más justas, más transparentes y más inclusivas.

¿Encontró su respuesta?